Historias de colecho, cesárea, depresión y de cómo adoro ser la madre de Cronopio #maternitytag


Por si no bastara con todo lo que cuento en cada post de mí y de mi maternidad, les comparto mucho más a través de este #maternitytag que, para ser exacta, no sé de quién es la iniciativa. Me he divertido con las respuestas de todas las que se han unido, espero que ustedes también disfruten de mi #maternitytag.
1. ¿Tardaste mucho en quedarte embarazada?

No. A pesar de ya tener unos años y de ser leída y escribida,  a la hora de decidir que ya nos pondríamos para la labor de quedar embarazada, no me detuve a pensar en lo obvio, los días fértiles. Estuve peor que una adolescente. Por unos meses no reparé en mi error hasta que, hablando con uno de mis mejores amigos que es médico, me hizo un calendario de días fértiles. Y a los tres meses lo logramos, un verdadero triunfo, un acto de Dios, tomando en cuenta mi edad y el montón de ovarios viejos que circulan por mi cuerpo en cada periodo fértil.

2. ¿Cómo te habías enterado que habías dado en el clavo?

Yo soy muy exacta en mi periodo y prácticamente a los dos días de ausencia de regla empecé con mis sospechas. No pasó ni una semana cuando me hice la prueba casera y algo dentro de mí me decía que estaba embarazada.

3. ¿Lo comunicaste a tu entorno de una forma especial?

En absoluto. Ya he dicho aquí que he taladrado mi árbol generalogico y practicamente no cuento con familia. En ese entonces mi madre estaba muy ofendida porque le puse, una vez más, límites, mis malos tratos hacia ella y llevábamos un tiempo, bastante sano, por cierto, donde no cruce palabra con mis padres. Tengo una prima con quien llevó buena relación y ella es madre. Le pedí hablar a solas y cagada de miedo le dije que estaba embarazada y que no me sentía bien; ella me contó todos sus miedos en sus dos embarazos y las telenovelas que se inventaba y, de cierta forma, me dio tranquilidad. Le pedí que no dijera nada a nadie. Lo supieron un par de amigas, mi terapeuta y hasta ahí.  Decidí no decir nada porque no quería que nadie me preguntara nada de nada. Al mes de saber la noticia, nos fuimos a España y ahí pasé parte del primer trimestre. La historia en España es diferente, porque se lo dijimos a toda la familia. Les entregamos los regalos que les llevamos de México, diciéndoles que, además, les llevábamos otro gran regalo. Todos lo vivimos con mucha emoción y lágrimas de felicidad. Al volver a México los demás se enteraron hasta después de que me hice la amniosentesis o cuando se me empezó a notar el embarazo, como a los seis meses, tiempo en que me libré de los comentarios idiotas  que nunca en tu vida imaginas lo que puedes llegar a escuchar estando embarazada.

4. ¿Leíste algún libro/blog/web durante el embarazo que te ayudara a documentarte?

Leí muy poco. Me documenté menos. Puede sonar muy irresponsable de mi parte, pero en ese momento no sabía que estaba viviendo, una vez más, depresión. Mi Churri se bajó todas las aplicaciones y estaba al día. Yo no. Empecé a leer blogs de maternidad y solo me topaba con blogs de madres con la oxitocina hasta el tope y me sentí tan miserable de ver tanta felicidad compactada en sus post, que no volví. Quise leer revistas y me agobió la cantidad de anuncios, sentía que no tendríamos el dinero para comprar tanta cosa que parecería ser de primera necesidad.

5. ¿Querías niño o niña?

Quería niña. Tenía la absurda idea de que a través de mi hija sanaría las heridas que traigo de niña.  Tremendo error. Depositaria en mi hija una carga que no le correspondía, por ello creo que la vida o Dios, te da lo que mereces, lo que necesitas y me dio un niño, al que también le he puesto una carga emocional que no le corresponde, pero no la misma carga que le hubiera puesto de haber sido niña. Cuando supe que era niño, me vino una tranquilidad emocional que en ese momento no alcance a comprender del todo, pero hoy día la entiendo a la perfecccion.

6. ¿Qué fue lo que más te gustó de estar embarazada? ¿Y lo que menos?

A mí no me gustó estar embarazada.  Lo único bueno es que tuve un acercamiento emocional muy intenso con Mi Churri.  Si bien no sabíamos que yo estaba pasando por un periodo depresivo, nosotros estuvimos muy unidos, a pesar de los dramas. Y es que debo reconocerlo, Mi Churri fue el ser más paciente y amoroso en esos meses tan intensos.

7. ¿Tuviste antojos raros?

No sé a que le llaman raro. En México es muy normal comer fruta con picante, yo lo hago poco, pero en el embarazo comía mucha fruta y frutos secos con picante. Y como estaba en España, me llevé una dotación de salsas y a todos a mi alrededor les asqueaba ver cómo le echaba picante a las manzanas, a los perones, a las peras, a las naranjas. Necesitaba cosas ácidas hasta que me dio una gastritis que me llevo a urgencias y hasta ahí llego mi necesidad de picante.

8. ¿Te dio por comer algo en exceso?

No, por cuestiones  de  edad y genética, era candidata a tener diabetes gestacional y las imágenes de una Salma Hayek inmensa con su embarazo y su diabetes, me hicieron reaccionar. Subí de peso solo 10 kilos y ni diabetes ni nada.

9. ¿Le cogiste manía/asco a algo/alguien durante el embarazo?

A la pasta de dientes. Y una vez comiendo con mis suegros,  mi suegra pidió una pizza de cuatro quesos que me pareció asquerosa sólo por el olor, hasta tuve que cambiarme de asiento en la mesa del asco que me dio. ¿A alguien? A nadie, sencillamente porque apenas sabían a mi alrededor de mi embarazo entonces no tenía a nadie dándome guerra. Mi suegra vino a visitarnos por dos semanas y se me hizo sumamente pesado tenerla en casa; yo quería estar sola, vivir mi embarazo con depresión a plenitud y su presencia lo impidió porque me sentía obligada a ser la embarazada radiante de las revistas.  Cuando ella regresó a España no la aluciné más, pero esas dos semanas fueron muy difíciles para mí.

10. ¿Tenías claro el nombre que ibas a ponerle?

Si era niña quería honrar a la mujer que estuvo cerca del escritor Franz Kafka y que, gracias a ella y a Max Bro, hoy podemos leer los agobios y tormentos de Frankie. Una mujer fuera de su época, periodista, escritora, traductora y mucho más que la supuesta novia de Franz Kafka, y digo supuesta porque no me imagino al atormentado Kafka andando de novio. Milena Jesenska fue una mujer valiente, fascinante, que murió en un campo de concentración a donde fue llevada por apoyar y defender a la población judia en la República Checa. Cuando supe que no tendriamos niña, barajamos un par de nombres de niño y hubo uno que se nos hizo tan melodioso, tan dulce y tan clásico que no lo dudamos. Y en ningún momento relacioné el nombre de mi hijo con algún personaje historico o literario porque de alguna forma, depositas un peso, como yo lo estaba haciendo con mi hija a través de Milena Jesenska.

11. ¿Parto natural o cesárea?

Cesárea. A las mujeres de mi edad se les práctica cesárea y lo agradezco. Yo padecí por años migraña y ahí supe lo que es el dolor que incapacita y eso me hizo tenerle una alta tolerancia, pero aún así, no quería asociar el nacimiento de Cronopio al dolor. A mí eso de parir con el dolor de mis entrañas no me va y las que piensen lo contrario pues bien por ellas; pero eso sí, soy tan madre como cualquiera que se pasó 12 horas en labor de parto

12. ¿Qué fue lo peor de tu postparto?

Lo peor es no saber que existe el post parto, se habla más de la cuarentena y del baby blues pero del post parto, poco. He vuelto a consultar los libros que Mi Churri compró, aquellos que nos prestaron y el post parto es algo muy ambiguo. Se habla más de lo físico que de lo emocional. Fue muy duro mi post parto, en especial porque pensé que había perdido definitivamente a la mujer que tanto trabajo me costó construir. Fue duro lidiar con tantos miedos, tantas angustias y, finalmente, tanta soledad, porque estás sola, aunque tengas un marido que es toda comprensión. Necesitas una tribu de mujeres que te digan la verdad de las cosas,  que ellas también la pasaron mal. Pero sucede que tu tribu la paso de puta madre en el post parto y callan lo que todas sabemos. Todas ellas guardan un silencio cómplice que daña mucho a la que recién se estrena como madre. Por ello es que me busqué una tribu virtual; poco a poco identifique a blogueras honestas y a la distancia me sentía acompañada.

13¿Lactancia materna exclusiva, mixta o artificial?

Mixta. Me hubiera gustado que fuera leche materna en exclusiva pero no fue así, no se pudo  o yo no pude, me di por vencida, el sueño, el cansancio pesaron más. Y aún así goce mucho la cercanía única que tenía con Cronopio. Me hubiera encantado ser una talibana de la leche materna y decir  que mi leche era buena hasta para destapar caños, como algunas afirman… mentira… me caga el sentimiento de superioridad de algunas que dan LM en exclusiva. Ya bastante tienes con el post parto para, además, aguantar el hecho de que no estás alimentando a tu crío cómo se debe y, que en cierta forma, estás fallando.

14. ¿Cuna o colecho?

El colecho me parecía una aberración. Yo gritaba a los cuatros vientos que solo colechaba con mis dos gatas, hasta que Cronopio enfermó e inflamos una cama y ya no nos movimos de ahí en unos cuantos meses. Colechar me ha parecido una experiencia hermosa y cada que puedo lo hago. Amo dormir con mi hijo

15. ¿Cuál es tu momento preferido ahora que eres madre?

Verlo dormir. Y no es porque yo ya puedo hacer lo que quiero, ni por aquello de “me gustas cuando callas porque estás como ausente”,  citando a Neruda, que además no me gusta Neruda. Me gusta ver a Cronopio dormir por  ver su paz y por ver cómo, a pesar de su cansancio, busca hacer contacto físico conmigo.  También amo  el trayecto que hago de camino a su colegio cuando voy a recogerlo. Me gusta la sensación de que estoy próxima a verlo, de imaginar cómo me va a recibir , en las historias que me va a contar y, sobre todo, amo caminar a su lado. Y amo cuando se despierta y va a darme un abrazo y pega su cara sonriente con la mía, aunque segundos después ya lo alucine porque me está dando el coñazo para que me levante un sábado a las 7:30.

16. ¿Qué cosas compraste o te regalaron que al final no usaste?

Mi prima, esa a la que recurrí cuando supe de mi embarazo, fue muy generosa con nosotros y nos dio todo lo que tenía de sus hijos, nos dio un verdadero arsenal. Además, decidimos ser conscientes con lo que compramos y no dejarnos llevar por todo lo que ofrecen, que es demasiado. Así que entre las herencias de mi prima y los regalos, compramos poca cosa y todas ellas las usamos.

17. ¿Qué dijiste que no harías cuando fueras madre y has terminado haciendo?

Montarlo en el carrito del supermercado. En algún lado leí que era lo más asqueroso que hay, pero lo cierto es que lo más fácil es hacer el súper mercado con el montado en el carrito. Y claro, también dije que mi hijo no vería televisión, como muchas decimos cuando no éramos madres.

18. ¿Qué es lo que más echas de menos de tu época sin hijos?

Ir al cine. Que mis momentos de soledad o de silencio son contados y a contra reloj, pero también debo decir que amo ese parloteo, ese no callar que tiene mi hijo.

19. ¿Qué no intentarías o rectificarías si tuvieses otro hijo?

Llegaría al post parto con mucha más información y asi, podría tratarme de forma más amable y podría ser más tolerante conmigo misma. E intentaría dar lactancia materna en exclusiva y si no se puede por la razón que sea, no sentirme culpable, ni pensar que no estoy alimentando bien, sino asumir la lactancia artificial de forma más natural, aunque suene contradictorio.

20. ¿Qué crees que es lo más difícil hoy día de ser madre?

Conciliar!!  Es difícil ser madre sin dejar de ser mujer, sin dejar de ser profesionista; veces parece que las mujeres somos egoístas por querer seguir siendo nosotras a pesar de entregarnos al 100% en la maternidad. Y también está la cosa de que vivimos en sociedades machistas, donde también el hombre sale muy perjudicado, entonces está la cuestión de cómo criar a un varón en una sociedad que lo limita en un plano emocional, pero al mismo, tiempo, le exige un patrón de virilidad.

21. Guardería ¿sí o no?

En mi caso tuve la opción de decidir que no quería guardería. Mi Churri y yo decidimos que no había prisas, que se quedara en casa hasta el año y medio y me siento súper afortunada por ello porque hay mujeres que tienen que dejar a sus pequeños a los 40 días de nacidos para irse a ganar la vida. Es una crueldad para la madre y para el recién nacido.  En todo caso quisiera que todas podamos decidir si queremos guardería o no, sin tener la presión laboral y económica, pero por desgracia eso no es así.

22. Y la última ¿repetirías?

No. Estoy enamorada de mi hijo y no me imagino con otro niño a mi lado. Quiero qué Cronopio tenga toda mi atención. Y ya he empezado el proceso de recuperar a la mujer que fui y tener un bebé  ahora, sería comenzar de nuevo, parar mi proyecto personal y profesional y retomarlo dentro de unos años.

Hasta aquí con las 22 preguntas y ahora… quien sigue?  Alguien más quiere compartir sus historias a través de este #maternitytag?

Que tengan un día a toda madre, Laura

Advertisements

13 thoughts on “Historias de colecho, cesárea, depresión y de cómo adoro ser la madre de Cronopio #maternitytag

  1. Que interesante me ha parecido. De verdad, no puedo llegar a imaginarme lo duro que tiene que ser la depresión en momentos tan delicados. Compartimos la misma opinión de lo que echamos de menos, el cine. Madre mía como echo de menos eso de estar en casa y decir vamos al cine. Estoy deseando que mi peque se haga mayor para llevarla jeje.
    Me pareces una mujer muy valiente, que está mirando a sus problemas a los ojos y enfrentandolos, sé que quizás te quede un duro camino, pero esto no es más que el comienzo de una vida maravillosa. Un abrazo enorme

    • Gracias por tu palabras, si, el camino es duro pero mas duro es el hecho de no saber como enfrentarlo o no hacer nada por miedo. Y si!!! Necesitamos cine,.mucho cine!!! Nosotros solo hemos ido en contadas ocasiones desde que Cronopio nacio, por suerte puede ver Transpoiting 2, pero fueea de ahi… casi nada..una pena grande porqie tenemos q esperar a lo que traiga el top manta y este trae mucha mierda, echamos mano de netflix peeo no es lo mismo! Me paso a cotillear a tu maternity tag. Un abrazo y gracias por comentar 🙂

  2. Me gustó mucho leerte. Me he sentido muy identificada con lo que dices sobre el post parto ya que apenas disponemos de información veraz al respecto, más allá de lo físico y del proceso de la cuarentena. Quizás me anime a seguir este hastag.

    • Tenemos que hablar mas y mas del post parto, dejar el silencio cómplice que no beneficia en nada. Hablar del post parto ayuda a otras mujeres proximas a ser madres, a las que acaban de parir y lo estan viviendo y nos ayuda a nosotras mismas, a dejar se condenarnos y de culparnos por algo q es natural, que siempre ha existido per9 se ha callado..por cierto, tu entrada sobre el puerperio emocional, genial!! Un abrazo, gtaxias por comentar y espero tu aporte al maternity tag

  3. Me encantó todo este contenido, la parte en que ralatas lo del posparto la comparto completamente. Lastimosamente, muchas con información que desinforma hacen daño a las mujeres en esta etapa tan susceptible

    • Yuri, me da gusto saber que compartes mi visión del postparto y es que muchas, muchísimas madres no lo aceptan o es que quiero pensar que ellas si la pasaron bien, pero me quedo con dudas. Si quieres compartir tu historia de post parto, yo feliz de publicarla. Un abrazo, gracias por comentar!

    • Gracias por comentar, Milagros. Creo que las talibanas de la lactancia logran justo lo contrario a lo que se proponen justo porque no buscan tener empatía con madres diferentes a ellas. Y si, Dios nos manda al hijo que necesitamos. Un abrazo!M

  4. Pingback: Historias de colecho, cesárea, depresión y de cómo adoro ser la madre de Cronopio #maternitytag — La Moleskine ® de Mamá – la vie en rose//against depression

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s