De madres apasionadas, solitarias, elegantes y más (la fauna del parque)

 

Foto Abbey Hendrickson

Foto Abbey Hendrickson

Procuramos llevar a Cronopio todos los días al parque porque es un niño sumamente activo y estar con él metidos en casa desde que sale de la guardería es sumamente pesado, eso hace que conozcamos de vista a las madres que con más frecuencia van al parque. Entre semana se ven pocos padres, no así los sábados y domingos, pero esa otra historia.

Les dejo mi catalogo de madres y demas fauna que visita nuestro parque:

La madre erótica. Esta me encanta, quizá sea mi favorita, aunque no le conozco la cara, solamente la voz. No se entera en que andan los hijos en el parque, con quien juegan, si han mordido a un perro o si están a punto de hacer un salto mortal desde el columpio. Ella solo grita “Emanuel de Jesus, pórtate bien!!” Y no es para menos la desatención, ella esta plácidamente humedeciéndose leyendo las 50 sombras de Grey.

No dudo que a ella le guste más ir al parque que a sus hijos pues para ella es la oportunidad de sentarse a fantasear leer tranquilamente.

Las pulcras obsesivas. Ellas tampoco van al parque, ellas se quedan en su casa porque dicen (no saben quien lo dice pero le hacen mucho caso) que en el parque hay mucha varicela; por supuesto, sus hijos son los más enfermos del barrio porque apenas les da el aire y ya cogen pulmonía.

La sobreprotectora. Quizá sea este tipo de madre la que peor me cae porque no deja que sus hijos se muevan con total libertad, ella tiene que estar ahí, subida en el juego, ya sea resbaladilla, brincolin, o tobogán; ella esta ahí para auxiliar a sus cachorros y de paso, estorbar a otros niños que no pueden usar el juego en cuestión porque ella esta ahí metida vigilando cada movimiento del agobiado hijo. Y si tu hijo no se fija y pasa por encima  cualquiera de sus angelitos, la sobreprotectora no dudará en  regañarlo por el daño  que le está causando y ahí es cuando tu  te levantas y le montas un drama por su atrevimiento con tu hijo.

Las del safari fotográfico. Tengo que confesarlo, yo soy de esas. No importa que Cronopio este a un milímetro de partirse la boca,o que vaya a romperse la cabeza al caer del columpio, las madres como yo siempre estarémos ahí, listas con cámara en mano haciendo las fotos mas divertidas angustiantes del cachorro.

Las cansadas. A estas no le importa el qué dirán, ni los comentarios ajenos, ellas simplemente dejan que  el niño  ande por ahí mientras  no dudan en hacer la siesta en la resbaladilla o en cualquier banca.  Muchas veces he estado tentada a tomarles fotos, pero pensando que la próxima que duerma en el parque puedo ser yo, pues me reservo.

Las elegantes. El parque de Cronopio propiamente no tiene suelo sino arena de playa, si, es un asco,  lo sé, pero esto no hace que una madre  elegante deje de ir al parque como dios manda, porqué ir con camiseta   y tenis viejos si se puede ir con unos lindos tacones que combinen con el bolso, el cinturón y el iris de los ojos. Antes admiraba a las elegantes que parece que no le tienen miedo a nada, mas que no andar propiamente vestidas, ahora me dan flojera, me cansa ver los malabares que hacen para no arrugarse la ropa. Digamos que son lo contrario a la madre sobre protectora porque la elegante no se acerca a los juegos, ella se queda mirando desde una distancia prudente,no vaya a ser que un niño pase con un caremelo y le ensuecie el pañuelo de seda.

La madre amiga de todos los  niños. La que organiza actividades para incorporar a todos los niños y lleva juguetes para todos y tu crees que es un ángel que ha  caído del cielo. Por desgracia este tipo de madre va poco al parque pero cuando me he llegado a topar  con ella, me da ganas de irme con la madre cansada a echarme una siesta en la resbaladilla.

La que no tiene amigas. Sólo basta que cruces la mirada con una de las madres solitarias y empezaran a hablar hasta por los codos. Creen que porque compartes un espacio y por tener hijos de la misma edad, ya pueden contarte los aspectos más dramáticos de su vida. Lo digo sin exagerar. Una vez fui víctima de una madre solitaria y de la nada me empezó a contar  lo que sufrió con la ex novia de su marido, que practicaba la brujería y para hacer que el tipo volviera con ella, le ponía a la puerta de la casa gallinas muertas con veladoras rojas envueltas en ropa intima. Y en el momento que visualizas lo  que te está contanto es cuando reaccionas y te preguntas que coño hago yo aquí y empiezas a desear que tu churumbel   este a punto de partirse una pierna par poder correr en su auxilio.

Y por ultimo están las madres de la guarderia de Cronopio. Ellas no van al parque público, para qué juntarse con la perrada, si en la urbanización donde viven tienen un parque propio.

Y tu, te identificas con alguno de estos tipos de madres?  Seguro que conces a otro tipo de madre de parque que merezca ser mencionada, cuéntamelo!

Que tengan un día a toda madre, Laura

Advertisements

2 thoughts on “De madres apasionadas, solitarias, elegantes y más (la fauna del parque)

  1. Divertido tu post Laura! Y me puse a pensar si conocía alguien así pero…Creo que aqui en Noruega no hay este tipo de madres. Los niños pasan muchas horas diarias jugando en la naturaleza. Se espera que se suban a los arboles, se revuelquen en la nieve, si asi les place o quizá prendan fogatas o usen cuchillos o navajas. El “barnehage” en algo asi como kinder-prescolar-guarderia y la mayoria van desde que cumplen un año. En la escuela hay algo llamado SFO donde los niños van después de la escuela y pasan muchas horas en actividades propias de la estacion del año. En invierno, por ejemplo patinan, esquian o hacen castillos de nieve.Los padres tienen derecho a varios meses de permiso pagado para estar con sus niños y muchos hombres se quedan en casa mientras las esposas regresan a trabajar. Los hombres son muy buenos padres y los ves por ahi guapos y delgados con los carritos de bebes o con los niños en parques, cafes o en la naturaleza. Las chicas nos relajamos, salimos con amigas y mandamos a los papas a hacer algo divertido con los niños afuera, asi estemos a 0 grados de temperatura. Un abrazo y espero seguir leyendo tus post por mucho tiempo. Enhorabuena!

    • Ayyy mi madre!! Pero es que tu vives en el paraíso!!! Entre más te leía más abría los ojos, hasta confieso que se me cayó un poco de baba!! Me encanta eso de que a los niños los dejen con libertad en la naturaleza, ensuciandose y jugando con todo. Y lo de los padres guapos y delgados?? Oyeee, yo te tengo que hacer una entrevista para este blog! Gracias por comentar Vero, un abrazo a ti y a tu niña!! No dejes de venir por aqui

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s